Inicio Crónicas moteras
¡Hola a [email protected]!
Debido a los abusos por parte de algunos usuarios del foro de motos.net en sus denuncias por spam, nos vemos obligados a banear y/o borrar los usuarios que denuncien a spam de forma indiscriminada conversaciones o hilos que no lo sean.
Por favor, entre todos hagamos un buen uso de las herramientas disponibles del foro, para que todo el mundo pueda opinar libremente siguiendo la normativa ética y de respeto. Muchas gracias por vuestra colaboración

Viaje a Cabo Norte

Haber quien tiene **** a leérselo entero<img src="https://us.v-cdn.net/6030832/uploads/emojis/4.gif"/><img src="https://us.v-cdn.net/6030832/uploads/emojis/11.gif"/>:

El año pasado, al regresar de Moscú y parar a dormir en Tallin, viendo que a las 2 de la mañana aun seguía siendo de día y que un poco mas tarde ya empezaría a amanecer, fue cuando me dije que para el año tenia que ir a Nordkapp ya que si en Estonia era alucinante ver el cielo así, en Noruega tenia que ser la bomba.

Nada mas llegar a casa empecé a recopilar información y a preparar una ruta que me llevaría por 14774Kms. de carreteras comarcales y nacionales enlazando curva tras curva por paisajes que en mi vida me hubiera imaginado que me encontraría.

Esta es mi historia, la historia de un viaje alucinante que espero poder recordar asta que el Alzheimer me lo permita:

Día 1: Vigo-Chatellerault (F), 1301Kms.:

Llego la hora, son las 5 de la mañana del 1 de agosto, la moto esta cargada y todo listo para salir. Este primer día quiero hacer muchos kms. ya que quiero salir de España lo antes posible y enlazar carretera en Francia.
Hago Vigo-Benavente por autovía porque la carretera la conozco de sobra y se pierde mucho tiempo en salir de Galicia, a partir de aquí, carretera hasta Palencia en donde vuelvo a coger autovía hasta Burgos, desde ese momento el resto de kms. serán por carretera.
Salgo de España por Roncesvalles con muchísimo calor, llegando a superar los 40ºC, preciosa carretera, la conozco de otras veces, sin tráfico con muchas curvas y muchas motos.
Francia me fascina, sus carreteras, sus pueblos, sus castillos, nunca me canso de recorrer su geografía, pero el día a sido largo y hay que parar a dormir que mañana hay que seguir.

CIMG2977%2520%255B800x600%255D.JPG

Día 2: Chatellerault-Deinze (B), 688Kms.:

Empiezo el día con el mismo calor que acabé ayer, 40ºC, pero según me arrimo a la costa la temperatura me da una tregua, sobre todo cuando paso por los bosques que te arropan dándote sombra.
¿Ya comente que Francia me fascina? No hay ni un solo km. que me disguste de la ruta por Francia, pero todo lo bueno se acaba y toca pasar página, en este caso país y Bélgica ya no es lo mismo, mas trafico, mas rectas, mas pueblos que no te dicen “nada”, pero te vas entreteniendo con los “comercios” que hay en las carreteras con chicas con poca ropa en sus escaparates.
Toca parar a dormir y encuentro un hotelito en un pueblecito con una recepcionista que me podía haber cobrado 1000 euros por la habitación que me daba igual, allí me quedaba, ¡¡¡como estaba la…!!!, en fin dejémoslo así.

CIMG3093%2520%255B800x600%255D.JPG

Día 3: Deinze-Bremen (D), 685Kms.:
He pasado con la moto 2 veces en mi vida por Holanda y puedo asegurar que nunca mas la volveré a cruzar. Una tortura, tanta **** bicicleta de dios, con sus carreteras adaptadas mas a las bicicletas que al trafico que realmente hay de vehículos (que no son pocos).
Que descanso nada mas pasar la frontera con Alemania, con sus carreteras limitadas a 100Km/h y sus autopistas que descongestionan tanto las nacionales que vas casi solo por ellas. También se nota otra forma de vivir, mas parecida a la española, con gente por las calles después de las 7 de la tarde y gasolineras y comercios abiertos asta las 10 de la noche.

CIMG3128%2520%255B800x600%255D.JPG

Día 4: Bremen-Rodekro (DK), 363Kms.:

Hoy toca un día de pocos kms. ya que lo primero que quería hacer era visitar el museo de miniaturas de Hamburgo.
No me esperaba ni por asomo encontrarme un museo que me abriera tanto la boca de asombro como lo hizo.
Si, había visto videos por Internet, pero me fascino de tal manera que estuve unas 4 horas allí dentro viendo todos los detalles. Lo recomiendo aunque a ser posible ir sin ropa de moto porque son muchas horas dentro del museo caminando muy despacio.
Al acabar, salir echando chispas de allí ya que no creía que me llevara tanto tiempo y se hacia tarde, ya comeré mas adelante, cuando salga de la ciudad. Al final paro en un área de descanso y me preparo la comida con el hornillo, eso si a las 5 de la tarde.
Alemania también es muy bonito si viajas por carreteras comarcales, sus pueblos de ladrillo carabista con sus iglesias rojas y muchísimas granjas me encantaron, apenas sin trafico.
Toca pasar a Dinamarca y a partir de aquí, el euro desaparece. Entro con cuidado ya que no me fío de las señales de velocidad y asta que no empiezo ha ver como va realmente el trafico no le empiezo a apretar al mango del gas. Nada de policía y sin trafico ni gente, todo cerrado desde las 5 de la tarde, así que toca cenar en el hotel algo que pude comprar en una gasolinera abierta.

CIMG3898%2520%255B800x600%255D.JPG

Día 5: Rodekro-Boras (S), 629Kms.:

Mas trafico de lo que hubiera esperado, pero salgo de Dinamarca sin grandes complicaciones, todo por carretera a excepción del primer túnel bajo el mar que paso en este viaje y del puente de frontera con Suecia.
Suecia me empieza a gustar, mucho bosque y carreteras de enlace de pueblos por tierra. También empiezo a ver las primeras señales de alces. Me desvío un poco de la ruta establecida para buscar un hotel ya que por donde voy no hay nada de nada y se esta haciendo tarde.
Encuentro hotel el Boras, la simpatía de la gente en este país es alucinante y siempre tienen una sonrisa en la cara. El restaurante del hotel tiene buena pinta y decido cenar en el. Me puse las botas, menuda carne mas buena tienen (espero que no fuera de alce, jejeje).
Decido salir por la noche con la moto para visitar la ciudad.
Aquí hago un pequeño inciso: soy un turista un poco raro y no me gusta llegar a las 5 de la tarde a los sitios, aparcar la moto y visitar las ciudades y sus monumentos llenos de gente. Me gusta conducir la moto durante 12 ó 14 horas, llegar a las ciudades donde voy ha dormir sobre las 10 ó 11 de la noche y en ese momento es cuando visito las ciudades que tienen algo mágico cuando el horario laboral se apaga y empieza el horario de los barrenderos.
Pero mi plan se trunca cuando cruzo la calle hacia mi moto y veo a dos “personajes” alrededor de la moto haciendo fotos y mirando las pegatinas de las maletas. Resulta que son dos moteros suecos que están por negocios en la ciudad (en coche) y me preguntan: “¿Ha donde vas?”. Les respondo que mi destino es Cabo Norte y en ese momento las pupilas se les dilatan, me preguntan por la ruta que voy a seguir y con mi ingles de E.G.B intento explicarme pero prefiero decirles: “a moment please”, abro la maleta y saco un mapa gigante de Noruega.
Ver la cara de felicidad de los suecos no tiene precio, me cogen del brazo y nos dirigimos al bar del hotel que estaba cerrando, así que no queda otra que quedarnos en la recepción del hotel.
¡¡¡2 horas!!! Hablando del viaje, que ellos lo habían hecho hacía unos años y que era alucinante. Les digo la ruta que voy ha seguir, que mi idea es evitar todos los ferrys posibles y me dicen que ni se me ocurra, que tengo que coger la ruta 17 e ir a Lofoten si realmente quiero disfrutar como se merece del viaje, que no me va ha defraudar, que me va ha encantar y que me sorprenderé con sus paisajes.
Les digo que lo consultare con la almohada, nos damos los correos electrónicos y me voy ha descansar que es muy tarde.
Y mas tarde se me hizo en la habitación del hotel con el GPS diseñando una nueva ruta por los sitios que me comentaron que no me podía perder, aunque no me hacia mucha gracia coger mas de 50 ferrys.
Desde aquí doy las gracias a estos suecos que hicieron que mi viaje fuera muy especial e inolvidable ya que los sitios que me recomendaron son simplemente A-LU-CI-NAN-TES.

CIMG4044%2520%255B800x600%255D.JPG

Día 6: Boras-Seljord (N), 560Kms.:

El día amanece nublado y con ganas de llover pero aguanta, perfecto para andar en moto.
Salgo de Suecia y entro en Noruega por una carretera muy bonita con muchas curvas, esto marcha. No voy ha entrar en Oslo, porque las grandes ciudades me la “pelan”, no me interesan para nada, la bordeo dejándola a unos 40 Kms. al norte y me empiezo a desviar al oeste, para llegar a la costa.
Alucinado, sorprendido, atónito, sorprendido, fascinado y todos los sinónimos que se os ocurran me vinieron a la mente cuando paso el primer túnel en Noruega bajo el agua. Los había visto por el Google Earth antes de salir de casa, pero no te imaginas ni por un momento la grandeza de su ingeniería. A partir de este momento me pase todo el camino pensando como “****” los hacían.
Es bestial pasar por un túnel bajo el agua de 10Kms., con una pendiente del 10%, tanto de bajada como de subida, ya que al llegar a mitad de camino empieza a subir al 10%, de doble sentido, con carril de vehículos lentos y con posibilidad de adelantamiento, limitado a 80kms/h (en España esa es la limitación de muchos túneles en autovia) y sin revestir de hormigón inyectado, ya que se ve la roca viva porque en este país no se hacen túneles con “tuneladora” sino que se siguen haciendo con explosivos. ¡¡¡¡BRUTAL!!!. Y no es ni uno ni dos, sino que debí pasar unos 15 ó 20 túneles de estas características en todo Noruega.
Por esta zona de Noruega, al estar tan cerca de Oslo, el tráfico es bastante intenso, cosa que va desapareciendo según te alejas de la capital asta sentir que viajas solo por las carreteras.
Hoy es el primer día de lluvia y que manera de llover, eso si en media hora todo despejado, pero gracias a la lluvia me permitió ver unas cascadas “a tope” de agua que acojonaban al ponerte encima de los puentes.
Como estoy con la ropa empapada y ya llevo mas de 500Kms. decido parar a dormir. Veo una señal de “cabaña de pescador” y me adentro en el bosque, las encuentro pero no veo a nadie (ya era un poco tarde) y como no se como funciona este tipo de alojamiento y aun no me dio tiempo de cambiar dinero a Coronas, prefiero seguir asta el pueblo mas cercano que esta muy cerca y dormir en un hotel.
Me cuesta encontrar el hotel y preguntando a los lugareños me liaba aun mas, pero al final doy con el. No es barato, pero por lo que me habían comentado no me pareció excesivamente caro, sobre todo viendo los precios que tienen según iba yendo hacia el norte.

CIMG4156%2520%255B800x600%255D.JPG

Día 7: Seljord-Bergen, 510Kms.:

A partir de hoy el trafico desaparece y solo se ve alguna que otra autocaravana y motos, muchas motos, todo matriculas noruegas e italianas.
La carretera es preciosa y los paisajes espectaculares, muy parecidos a Suiza, con sus montañas, lagos y cabras y ovejas sueltas por la carretera (nunca vi tanto paso canadiense como en Noruega), muy “chulitas” ellas tomando el sol tumbadas en el arcen de la carretera.
Llego a Lysebotn y me dan una pequeña mala noticia, para subir al ferry, en el que solo entran 10 coches, hay que tener reserva y están todas agotadas y solo hay dos viajes por la tarde. Aun así espero a que venga el ferry. 2 horas de espera después, en un sitio en donde solo hay un kiosco y después de encontrarme a 2 españoles que viajan en coche alquilado, con lo que la espera se hizo mas amena, llega el ferry y empiezan a pasar lista, primero las motos con reserva, después los coches con reserva, que tienen que entrar marcha atrás porque mas que un ferry es un barco con entrada para vehículos llega el turno de los que no tienen reserva.
Al final el “jefe” me quiere dejar en tierra por no haberme puesto a la cola (había sido el 2º en llegar), ya no quedan sitios en el barco para mas coches y queda un hueco pequeño para meter la moto, me dice que no tiene eslingas para agarrar la moto y que no puede dejarme entrar, le comento que yo llevo eslingas en las maletas, se lo piensa y me dice que tengo que ir en la moto porque no es un sitio seguro para la moto, le digo que perfecto, que no me importa, que asumo la responsabilidad, le pongo cara de pena española y me deja entrar, perfecto ya que la alternativa, después de haber perdido mas de dos horas esperando, es una carretera sin vistas y de mas de 6 horas asta el punto siguiente (en ferry era 1 hora viajando a lo largo del fiordo).
UN AUTENTICO FLIPE, lo de los fiordos es algo que los gallegos podemos llegar a conocer ya que es algo parecido a una de nuestras rías pero a lo “bestia”, con acantilados por los dos lados de cerca de 1000 metros de altura y según comentan de otros 1000 metros por debajo del mar y mucho, muchisimo mas largo (este era pequeño y eran mas de 40Kms).
En este fiordo, en particular, esta una atracción turística, el Preikestolen, que para llegar solo se puede ir andando y son unas 4 horas de caminata, por unos senderos en los que se dice que hay gente que da la vuelta a medio camino llorando por la dureza del camino. Yo, por supuesto, como me gusta tanto caminar, ni me lo planteo y lo veo desde el barco, sentado en la moto muy fresquito azotado por la brisa del mar.
Cuando llega a puerto el ferry **** la ruta E39 y ya no la suelto asta enlazar con la RV17.
La E39 esta llena de ferrys cada pocos kms., cosa que en principio no me llamaba mucho la atención porque lo que me gusta es andar en moto y que se convirtió en un pasatiempo muy entretenido, en donde aprovechar para hacer las comidas correspondientes, conocer a mas moteros que tenían por destino el mismo que yo y ver lugares que en moto me los hubiera perdido.
Esta noche si que consigo dormir en una cabaña de pescador, con su cocinita, su baño y su ducha. Como en todo Noruega, me atiende una chica muy simpática (no seáis mal pensados, solo simpática). La cabaña esta genial pero muy cara, al mismo precio que un buen hotel en España, pero mucho mas barata que cualquier hotel en Noruega.
Por la noche, después de cambiarme de ropa, me acerco a Bergen a visitar la ciudad, una ciudad muy bonita y con un mejor ambiente (menudas muj….).

CIMG4379%2520%255B800x600%255D.JPG

Día 8: Bergen-Holde, 651Kms.:

Hoy toca seguir subiendo por la E39 bordeando fiordos, lagos espectaculares y túneles muy largos y casi prehistóricos. Las cataratas que bajan por las laderas de los montes son una pasada e intento ir con la moto asta donde me permitan para verlas de cerca.
Llegar a lo alto de un puerto de montaña es alucinante, porque las vistas que te quedan tanto por un lado como por el otro te ponen la “piel de gallina”, parece que nunca se acaban los paisajes y cada vez te sorprenden mas y mas.
Me desvío de la E39 para coger la carretera de Trollstigen y por el camino paso por Dalsnibba (precioso el glaciar que hay aquí y sus vistas) y por el fiordo de Geiranger (acojonante ver un trasatlántico amarrado en medio del fiordo).
Después de hacer unos kms. de mas por no querer coger un ferry y así bordear un par de fiordos mas, paro a dormir a las puertas de la carretera del Atlántico.

CIMG4655%2520%255B800x600%255D.JPG

Día 9: Holde-Sandnessjoen, 737Kms.:

Comienzo pagando el peaje para entrar en la carretera del Atlántico (el único peaje que pagan las motos) y la verdad que si, que es muy bonita, pero impresiona mas verla por Internet que en vivo ya que a pie de carretera no tienes esa sensación tan “bestia” de ir entre islas. El tiempo no es muy bueno y hay algo de trafico así que me la saco de encima bastante rápido ya que tengo unas ganas locas de coger la ruta 17, pero antes, vuelvo a enlazar con la E39.
Ya dentro de la RV17, el día empieza a mejorar y el tiempo permite que puedas hacer la cantidad de curvas que tiene a un ritmo “alegre” pero disfrutando de todo lo que tiene que ofrecerte esta zona de Noruega.
Subo y subo hacia en Norte, cogiendo ferry tras ferry hasta que paro para ver a una manada de Alces que impresionan por su tamaño. En este momento me doy cuenta de que viajar cuando empieza a oscurecer no es muy buena idea porque como te encuentres un “bicho” de estos parado en medio de la carretera puedes tener un problema.
Paro a dormir en un hotelito ya que por la zona no hay muchos sitios donde parar, son las 23:00 de la noche y empieza a refrescar. En el hotel hay un grupo de moteros con viaje organizado de estos que te ponen la moto y que llevan furgoneta con motos de sustitución por si se avería alguna ( así también viajo yo).
A esta altura de Noruega ya no se hace del todo de noche y siempre queda algo de día si fijas la mirada hacia el Norte.

CIMG4771%2520%255B800x600%255D.JPG

Día 10: Sandnessjoen-Verstersand, 530Kms.:

Empiezo el día con muchas ganas después de haber dormido y desayunado como los reyes y el tramo de carretera que me queda asta Lofoten, no me defrauda en absoluto.
Muchos ferrys, muchas curvas, muchos lagos, muchos fiordos, algún glaciar y algún que otro apuro para repostar (creo que el deposito de mi moto se hace mas grande según se me hacen mas pequeños los testículos).
También hoy toca pasar la barrera psicológica del Circulo Polar Ártico, eso si al haber cambiado la ruta se pasa en ferry, pero hay un monumento que te dice que lo estas pasando y también el capitán del barco te lo recuerda.
Llego a Bodo para coger el ferry hacia Lofoten y tengo que esperar casi 2 horas y otras 3 horas de travesía, pero merece la pena, primero por la ruta en ferry entre una cantidad de islotes (bendito sea el que hizo las cartas marinas y el sonar) y segundo porque Lofoten es un punto y aparte dentro de Noruega.
Recorrer este archipiélago, en su mayoría de pescadores, es una experiencia muy bonita, ya no solo por sus paisajes y sus carreteras, que son brutales, sino por sus pueblos pesqueros de poco mas de una veintena de casas.
Se empieza hacer de noche y aunque hay muchos campings por la zona están todos completos, así que nada mas ver una señal de “cabaña de pescador” por un sendero, no me lo pienso y me adentro en el bosque y menudo acierto.
Me encuentro con una casa particular que alquila habitaciones y me alquilan por apenas 25 euros una casa de 2 plantas con 4 habitaciones para mi solito. Nada mas entrar, me recuerda a la casa del cuento de “Ricitos de oro y los tres cerditos”, me siento como en un cuento infantil.
En esta zona ya no se hace de noche y el sol apenas se esconde por el horizonte.

CIMG5074%2520%255B800x600%255D.JPG

Día 11: Verstersand-Skarsvag, 1002Kms.:

Dejo atrás Lofoten y **** el ferry en Andenes para pasar hacia Gryllefjord ya que me han comentado que es posible llegar a ver ballenas en este estrecho, pero debían estar aun dormidas porque aunque estábamos todos en la cubierta del ferry con un frío “del carajo” no conseguimos ver ninguna.
Ya en la isla de Senja, se empieza a ver mucho folclore de los Trolls, con unos museos muy bonitos en donde te venden todo lo que se pueda vender con cara de Troll.
Según subo hacia el norte, me encuentro con más glaciares y mas fiordos que hay que bordear y es la primera vez que veo renos, que por cierto, son preciosos y a partir de aquí me voy a “hartar” de verlos y de esquivarlos en la carretera.
Como la mejor hora para llegar a Cabo Norte es entre las 22:00 y las 2:00 y a partir de este punto ya no se hace de noche, no me importaba estar 24 horas encima de la moto, el tiempo es bueno, hace un poquito de frío, pero nada preocupante y el sol ya esta en la posición mas baja que va ha estar en todo el día.
Nunca 100Kms. se me habían hecho tan largos, parecía que nunca iba ha llegar a Cabo Norte, pero la verdad que el último fiordo antes de llegar es precioso y pasar el gigantesco túnel para llegar a Cabo Norte es alucinante.
Son las 23:00 de la noche y llego a Cabo Norte, pasas por “caja” y entras al aparcamiento y te encuentras con muchísima gente, coches, caravanas, autobuses y muchas, muchas motos, algunos acampando en medio de ninguna parte con un frío Ártico que aquí si que se nota que estamos en Noruega (que dolor de orejas y nariz).
Es alucinante las vistas que hay de los acantilados y ver que pasan las horas y la puesta de sol sigue sin que se haga de noche. Hay un museo y como no, una tienda de souvenirs.
Sobre la 1:00 salgo para intentar encontrar alojamiento ya que no soy tan aventurero como para montar la tienda en medio de los acantilados.
A unos 20Kms. encuentro un camping con una cabaña de pescador disponible y a buen precio. Perfecto, hoy voy ha dormir calentito y descansar para mañana entrar en Finlandia.

CIMG5302%2520%255B800x600%255D.JPG

Día 12: Skarsvag-Rovaniemi (FIN), 707Kms.:

El día empieza esquivando renos y mas renos (los blancos son preciosos), menos mal que son bastante “torpes” y los ves con antelación.
La salida de Noruega es por unas carreteras muy bonitas aunque ya no tiene nada que ver con la parte costera.
Finlandia, que decir de Finlandia. Me ha decepcionado mucho aunque ya me temía que no seria nada del otro mundo cuando hice la ruta con el Google Earth antes de salir de casa. Lo único bueno que tiene es la cantidad de pistas Off-Road (son carreteras sin asfaltar) en donde me pude divertir un poco. Kilómetros y kilómetros de rectas sin nada que ver o visitar y pueblos casi “muertos” que atraviesas sin grandes problemas.
Algo curioso son las pistas de aterrizaje que tienen en medio de las carreteras, son unas porciones de carretera, de unos 2Kms. de largo en donde una carretera se ensancha a lo bestia y nada mas. Ni indicaciones de “aeropuerto” ni torres de control, ni luces de aterrizaje ni nada de nada.
Llego a Rovaniemi pensando que me encontraría con un pueblo que me llamase la atención y lo único que me encontré son con 2 portugueses a los que ya conocía. ¡¡¡Manda ****!!! Que pequeño es el mundo, donde nos vamos a encontrar un gallego y dos portugueses. Cenamos juntos y nos contamos “batallitas” y ha descansar que mañana intentare llegar a la capital para coger el ferry.

Día 13: Rovaniemi-Helsinki, 921Kms.:

En estas carreteras, sin tráfico, sin curvas, sin pueblos, hacer kms. es un puro tramite y van “cayendo” kms. con mucha facilidad, eso si con mucho aburrimiento encima de la moto.
A unos 50Kms. de la capital me empezó a caer una “tromba” de agua que ya no paro en toda la noche, lo que hizo que escogiera un Hotel bastante caro (al igual que otro grupo de moteros que como yo estaban empapados) y que no pudiera visitar la ciudad que tenia pinta de ser bastante mas bonita que todo el país junto.

CIMG5392%2520%255B800x600%255D.JPG

Día 14: Helsinki-Riga (LV), 456Kms.:

Sigue la lluvia, así que me dirijo al muelle de ferrys, pero cuando llevo veo que aquello esta bastante “parado” y no hay coches esperando al ferry. Busco en el GPS otra salida de ferrys y para allá me voy.
Esto es otra cosa, muchos coches, camiones y muchas motos haciendo cola para coger el ferry que nos llevará a Estonia.
No tengo reserva, pero espero no tener problema, es lo bueno de la moto que siempre hay algún hueco para meterse.
Me pongo ha hablar con los moteros que si de donde sois, a donde vais, tarari y tarara, asta que uno me comenta que cuanto me durará el neumático trasero y le digo que seguramente lo cambie en Alemania. El motero se queda un poco sorprendido y sigue con sus cosas.
Un poco mosqueado se me da por mirar el neumático y me fijo que lo tengo “en las últimas” y me extraña porque hacia 2 días lo había visto y estaba bastante bien. Debieron ser las pistas de tierra de Finlandia que me lo “pulieron”.
Menudo ferry, aquí entran cientos de coches y camiones, lastima que el tiempo este tan malo para salir a cubierta.
Según nos acercamos a Estonia el tiempo mejora muchísimo y la lluvia ya se quedo atrás. Tengo ganas de volver a entrar en estonia ya que en mi viaje a Rusia me había encantado el país, aunque esta vez no pararé en Tallin.
Desembarco y se ve un movimiento de gente y de trafico bastante grande que hace que me cueste salir de Tallin, pero en el momento de empezar a enlazar carreteras secundarias y “tiro” para el sur, el tráfico desaparece.
El GPS me mete por una zona de pistas Off-Road muy buenas asta que empiezan a no ser tan buenas y la tierra se junta con el barro y con los charcos, ¡¡¡y yo sin neumático trasero!!!. Pero me decido a seguir las indicaciones del GPS y gracias a que en Estonia, la base es bastante dura no tengo grandes problemas para sortear la zona.
Hay que tener bastante cuidado al conducir y estar muy atento ya que se nota la influencia Rusa y su forma de conducir y aunque no tengan espacio para adelantar, aquí, adelantan igual.
Paso la frontera por un pueblecito y no cambia en absoluto su forma de conducir, incluso diría que empeora.
Llego a Riga y paro a dormir ya que al día siguiente intentare buscar un taller para cambiar la rueda.
La ciudad es preciosa y tiene una zona “vieja” con mucho ambiente, muchos monumentos y unas iglesias muy bonitas. Me paso 2 horas recorriéndola con la moto.

CIMG5505%2520%255B800x600%255D.JPG

Día 15: Riga-Pultusk (PL), 720Kms.

Llego al concesionario BMW para cambiar la rueda y me dicen que tengo que esperar unas 2-3 horas para cambiarla. Ya les vale, algo que se cambia en 10 minutos, así que decido buscar otro taller.
Encuentro uno de Honda y me venden una Dunlop TR91 (un poco mas cara que en España), pero me dicen que no me la pueden cambiar porque no tienen las piezas para equilibrar la rueda de BMW, les digo que me da igual que no hace falta equilibrar la trasera, pero me repiten que no y me mandan a un concesionario KTM en donde me cambian, equilibran y montan la rueda en apenas 15 minutos.
He perdido una hora pero vuelvo a estar en ruta y con rueda nueva que me da mas confianza para meterme por sitios un poco mas difíciles.
Hoy es un día en el que voy a intentar entrar en Rusia aunque no tengo visado, pero primero paso la frontera a Lituania por el mismo sitio que en mi viaje a Rusia, por una pista de tierra.
El tiempo esta un poco **** pero me voy librando de la lluvia dejándola siempre a los lados. El paíos es muy bonito aunque se nota que no es tan rico como Estonia ni Letonia.
Me voy desviando para ir siempre al **** de la frontera Rusa ( Oblast de Kaliningrado), lógicamente sin visado ni me planteo intentar entrar, pero me da curiosidad ver cómo “cierran” todo el país con la frontera de Lituania y Polonia, ambas pertenecientes a la Comunidad Europea.
Al llegar a Polonia, hay un monumento turístico en el que se unen las fronteras de Rusia, Polonia y Lituania diciéndote que ni se te ocurra hacer fotos a la zona rusa ni poner los pies en su territorio. Luego te enteras de que el monumento esta un poco desviado de la frontera y no llega a ser Rusia, pero es divertido pensar que te estas haciendo fotos y pisando territorio ruso sin visado (te sientes como un espía).
Prosigo el viaje y Polonia es un país que cada vez que lo visito veo que cambia muy rápidamente, con mucha construcción y con carreteras nuevas aunque su forma de conducir no cambia en absoluto, sigue siendo aterradora.
Me encanta, tiene unos bosques y unas carreteras preciosas con un montón de árboles cubriendo toda la carretera.
Consigo un hotelito muy económico en un pueblecito con muchísimo ambiente, pero sin nada que visitar. Ceno en un bar motero, los dueños tienen una Woldwing, pero no están así que no puedo charlar un poco con ellos.

CIMG5612%2520%255B800x600%255D.JPG

Día 16: Pultusk-Zakopane, 534Kms.:

Como mi hermano estaba pasando las vacaciones con su familia en Polonia (casi frontera con Eslovaquia), decidí, desviarme un poco (unos 500Kms) para pasar un día con ellos y de paso visitar también Eslovaquia que lo tenía a tiro de piedra.
Zakopane es un puerto de montaña que en invierno esta todo nevado con sus pistas de esquí y sus cabañas, pero que en verano es lo mas parecido a Benidorm en sus tiempos donde no entraba ni un alfiler.¡¡¡Que cantidad de gente!!! Menos mal que en moto todo se hace mas fácil.
El ambiente por la noche es espectacular, en los restaurantes no te quedaras con hambre y pagas cuatro duros, tienes la feria, un montón de carreteras con curvas y unas cabañas para alquilar que son una pasada y tampoco son caras.

CIMG5659%2520%255B800x600%255D.JPG

Día 17: Zakopane-Pardubice (CZ), 517Kms.:

Salir de Zakopane se ha vuelto un infierno con miles y miles de coche intentando salir y entrar. Esto hace que la primera parte de la ruta me desespere un poco y no me sea muy entretenida, hasta que consigo salirme a una secundaria y empezar a ir a mi ritmo sin tráfico.
La salida de Polonia hacia la República Checa la hago por unas carreteras llenas de curvas y de unos puertos de montaña buenísimos, tanto que me encuentro con una etapa de un rali recién finalizada y menuda gozada ir por un tramo de rally para mi solito con referencias de frenado y todo.
Me meto en un sitio muy turístico (Miedzygorze) en el que estaba prohibido entrar y me llevo una buena reprimenda de un policía, pero le pongo cara de español perdido y me deja continuar.
La República Checa ya es otro cantar y aunque es muy bonita y tiene unos castillos preciosos, tienes muchas prohibiciones. Lo marrón ni olerlo, totalmente prohibido (incluso pistas de 50 metros). Para llegar a la mayoría de los castillos tenias que aparcar a mas de 300 metros e ir andando y con el equipo de moto casi que no me apetecía mucho. El tráfico, aunque no muy denso si que es muy lento y por las comarcales casi no puedes adelantar.
Decido quedarme en una pueblo que tenia muy buena pinta, pero que a partir de las 21:00 de la noche esta casi muerto. Me doy una vuelta nocturna pero no encuentro nada que me replante volver a este país (espero que mañana en Praga cambie de idea).

CIMG5696%2520%255B800x600%255D.JPG

Día 18: Pardubice-Munich (D), 587Kms.:

El día empieza con mucho tráfico hasta que llego a Praga. La verdad es que ya se por que no me gusta entrar en las grandes ciudades y he vuelto a caer. Si, una ciudad muy bonita, con sus monumentos y tal y cual, pero mucha, muchísima gente, sobre todo turistas, así que doy una vuelta rápida y salgo “cagando leches” dirección Alemania que me gusta mas.
La frontera la paso por una pista Off-Road, lógicamente prohibida, pero como al otro lado esta Alemania, “me la suda”.
Alemania, ¡¡¡que maravilla!!! con sus límites de 100Km/h en carreteras secundarias y poquísimo trafico gracias a que todo el mundo va por las Autobahn.
Una lastima que llegado a este punto en el que tanto estaba disfrutando, empiezo a escuchar un ruido proveniente de la rueda trasera.
Al principio no quería creérmelo y me decía a mi mismo que era el cansancio de tantos Kms. en tantos días, aunque ya sabía que era el grupo trasero el que fallaba. Cada vez hacía mas ruido y me negaba a parar para ver lo que le pasaba porque no quería ver una mancha de aceite en la rueda. Pero al final no me quedo mas remedio al parar para sacar unas fotos, mi vista se giró hacia la rueda trasera y vio como el disco de freno trasero tenía unas pintas de grasa. Puse la moto sobre el caballete y comprobé el juego del rodamiento haber si con suerte era solo eso, pero no, el rodamiento estaba bien. Nada mas tocar con la mano el grupo y notar que estaba casi hirviendo, me dije que se me había acabado el viaje.
Empiezo a trastear con el GPS esperando a que enfriara un poco el grupo. Cabe decir que tengo una base de datos metida en el TomTom con todos los talleres de BMW de toda Europa, asíque, empiezo a hacer una ruta nueva asta Munich pasando por todos los concesionarios ya que no se cuales son de moto y cuales de coche.
Tengo 80Kms. por delante muy duros, paro en el primero, **** es de coche, sigo adelante y paro en el segundo, **** también de coche. En este punto me quedaban 50Kms. para Munich, el grupo hacia muchísimo ruido, decido entrar en la Autobahn y hacer el resto por el arcen (manda narices entro en una carretera sin limite de velocidad y tengo que ir a 50Km/h). Menos mal que era domingo y había muchas retenciones para entrar en Munich lo que hizo que mi velocidad no fuera mucho menor que la del resto. Llego a Munich, **** un hotel y pongo el despertador para las 6:00 ya que el concesionario abre a las 7:00.

CIMG5716%2520%255B800x600%255D.JPG

Día 19: Munich-Montbeliard (F), 543Kms.:

Pedazo concesionario tiene BMW en Munich y no es para menos ya que esta ciudad es territorio BMW por todos lados, no en vano aquí tiene la fabrica de coches, el museo y un montón de naves aledañas a la principal que copan toda la ciudad.
Aparco en el parking en donde hay cientos de motos, no se si para entrar en el taller y entro a la recepción. Le comento el problema al recepcionista, me toma nota de los datos y me dice que espere en la cafetería. Al rato viene un asesor técnico con el que voy a la moto, la mira, la toca, la observa, la enciende, la acaricia y me dice lo que yo ya sabía, “hay que cambiar el grupo”. Pasamos a dentro y me hace un presupuesto, se lo acepto y me manda para la cafetería.
En la cafetería tiene una ventana en donde puedes observar como reparan las motos, es una pasada ver como mas de 20 mecánicos, todos ellos con una edad que no debe superar los 25 años, reparan y hacen las revisiones a las motos. Parece un box de MotoGP, todo limpieza y cada cosa en su sitio.
En 2 horas, la moto esta reparada y prosigo mi viaje, eso si, no antes de pasar por caja y la factura fue de las que puedes enmarcar en un marco de oro.
El día se empieza a poner un poco malo y me acompaña la lluvia un buen rato, pero por Alemania no importa, sus carreteras y pueblos hacen que te diviertas aunque el suelo este resbaladizo.
Por segundo año consecutivo paso por la famosa Selva Negra y aunque tiene unas muy buenas carreteras y unos pueblos y paisajes muy bonitos sigo sin conseguir ver ese “efecto” que la gente dice que hay y que hace que parezca que a las doce del medio día parezca de noche, es mas, he notado ese efecto en Polonia en casi todo el país, pero en la Selva Negra no lo he conseguido ver ni por un minuto. Me imagino que no habré conseguido pasar por las carreteras adecuadas aunque tampoco he conseguido mucha información por Internet al respeto.
Paso la frontera con Francia y paso otra frontera con Suiza, es curioso como en algunos lugares hay aduana y en otros sitios pasas a Suiza como “Perico de los palotes”, eso si, tienes una señal que te advierte de las multas de pasar sin pasaporte y bla, bla, bla.

CIMG5730%2520%255B800x600%255D.JPG

Día 20: Montbeliard-Aubenas, 526Kms.:

Me levanto con la moral reforzada y con ganas de muchas curvas ya que la ruta de hoy debería ser por varios puertos de montaña alucinantes. Empiezo hacer kms. y kms. sin parar, pero en la cabeza me empezaba a “rondar” la idea de que le tenía que hacer el rodaje al grupo ya que era nuevo y había que cambiarle el aceite a los 1000Kms. No hacía mas que darle vueltas a la cabeza de donde se lo haría, viendo en el GPS los concesionarios mas cercanos y haciendo los cálculos de donde alcanzaría los 1000Kms. Que si llegaría a Lleida, que si por la zona de Francia que estaba yendo no había ninguno cerca.
Estaba en pleno puerto de montaña y tal fue el quebradero de cabeza que tenía que me empezó a doler de verdad “coco” y ya no disfrutaba las curvas así que decidí desviarme a una carretera nacional y tirar para una ruta en la que hubiera un concesionario BMW. Me quede a unos 50Kms. ya que no me encontraba muy bien encima de la moto y decidí parar a dormir temprano, total en Francia a las 17:00 ya esta todo cerrado.

CIMG5741%2520%255B800x600%255D.JPG

Día 21: Aubenas-Coll de Nargó (E), 532Kms.:

El día empezaba soleado y con mucho calor, cargo la moto me preparo y le doy al botón de encendido, ¡¡¡**** la moto no arranca!!!!. Unos vistazos por qui otros por allí, el problema es que la luz de “neutro” no se enciende con lo que la moto no me arranca, ni siquiera apretando el embrague en primera, después de 10 minutos intentando que se encienda la luz y ya casi con el teléfono en la mano para llamar a la asistencia en carretera, se me ocurre una cosa: “Si mantengo el botón de encendido apretado y voy muy despacito bajando la palanca de marchas casi hasta meter 1ª, ¿Qué pasa?”, pues lo que tenía que pasar, que se enciende por un instante “fugaz” la luz de neutro y la moto consigue encender sin problema.
Llego al taller de BMW casi a la hora de cerrar pero me dicen que sin problema que vuelva a primera hora de la tarde que me hacen el mantenimiento del grupo y me resetean el fallo del neutro. Les dejo la moto y me voy andando a comer algo a una cafetería cercana.
A primera hora de la tarde se ponen con la moto y una media hora después ya estoy subida a ella haciendo Kms. Aunque me resetearon los códigos de error y ya me vuelve a marcar el neutro, no las tengo todas con migo porque creo que lo que falla es el sensor y seguramente me vuelva a fallar.
Gracias a que mi depósito es de 33l ó según si estoy muy apurado de 36l. no necesito parar en todo el día y aunque mi idea era visitar Andorra, la dejo de lado y entro directamente en España.
Menuda carretera mas chula la que llega a Cerdaña desde Francia, curvas y mas curvas, una pena que tuviera tanto tráfico.

CIMG5744%2520%255B800x600%255D.JPG

Día 22: Coll de Nargó-Vigo, 1040Kms.:

Mi idea era acabar el viaje en Socuellamos, en la concentración del Mancha Custom Club a la que voy todos los años, pero viendo que la moto me puede dejar tirado en cualquier momento, decido tirar directo para casa, sin parar a comer y solo con una parada a repostar en donde me vuelve ha costar encender la moto.


CONCLUSIÓN:

Un viaje espectacular y alucinante. Antes de salir de Vigo no me imaginé que Noruega fuera tan bonita. Muchos kilómetros en las espaldas con etapas de bastantes horas encima de la moto, pero a excepción de los últimos 2 días, disfrutados a tope y sin nada que reprocharle a la moto (yo se como la cuido y el trato que le doy). Un viaje bastante caro y con pena de no haber podido ver ninguna Aurora Boreal, pero en verano eso es imposible (habrá que volver en invierno). Gente estupenda que me encontré por el camino, con un trato estupendo y siempre con ganas de ayudar.
Y que los españoles que tiene miedo a salir de España por culpa del idioma, que no tiren por tierra sus planes porque la gente se hace entender y para las 4 cosas básicas que necesita un motero no tendrán problemas en ninguna parte del mundo.

Hasta el año que viene, Nikko Torques.

<embed type="application/x-shockwave-flash" src="https://static.googleusercontent.com/external_content/picasaweb.googleusercontent.com/slideshow.swf&quot; width="800" height="533" flashvars="host=picasaweb.google.com&captions=1&hl=es&feat=flashalbum&RGB=0x000000&feed=https%3A%2F%2Fpicasaweb.google.com%2Fdata%2Ffeed%2Fapi%2Fuser%2F111961232982104645527%2Falbumid%2F5915670637737070129%3Falt%3Drss%26kind%3Dphoto%26hl%3Des" pluginspage="https://www.macromedia.com/go/getflashplayer"&gt;

[video=youtube_share;FOatVsC-FvE]
«1

Comentarios

Deja un comentario

NegritaCursivaTacharOrdered listLista sin ordenar
Emoticonos
Imagen
Alinear a la izquierdaCentrarAlinear a la derechaEnciende/apaga vista HTMLActivar/desactivar la página enteraEncender/apagar las luces
Sube imagen o archivo