¡Hola a [email protected]!

[email protected] al nuevo foro de motos.net. ¡Esperamos que os guste! :)

Si tenéis algún problema o sugerencia podéis comentarlo en este post

meanwhile in spain

Dai-shiDai-shi MegaForero ✭✭✭
España, un país sin contrato social
El país se enfrenta al reto de volver a reconciliar economía de mercado, progreso y democracia plural

ANTÓN COSTAS
22 OCT 2017 - 00:00 CEST

¿Cuál es el pegamento que hace que una sociedad se mantenga unida y evite una fractura social y el caos político? Si tuviéramos respuesta podríamos afrontar mejor el malestar ciudadano y los conflictos políticos territoriales que tenemos delante. Para ver cuales son sus componentes conviene volver la vista atrás. Las sociedades occidentales desarrolladas vivieron una etapa de armonía social y política en las décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Fueron los "Treinta Gloriosos".


¿Cómo se logró? Con un contrato social entre fuerzas anteriormente antagónicas. Los partidos socialdemócratas aceptaron que la economía de mercado era un instrumento válido de creación de riqueza. Por su parte, el liberalismo clásico aceptó la creación de un estado social. Por un lado, un sistema educativo orientado a garantizar la igualdad de oportunidades. Por otro, un sistema de seguros públicos y programas sociales orientados a cubrir las contingencias de pérdidas de ingresos por razón de desempleo, enfermedad y jubilación. Ese contrato social fue el pegamento que permitió reconciliar economía de mercado, progreso social y democracia.

España construyó un contrato de ese tipo en la transición a la democracia. Los llamados Pactos de la Moncloa de 1977 fueron su expresión. Esos acuerdos, firmados por el gobierno de Adolfo Suárez, las principales fuerzas políticas y sindicales de izquierda y las organizaciones empresariales, fueron tomados en consideración por las Cortes constituyentes que se comprometieron a desarrollarlos. La Constitución de 1978 añadió una dimensión territorial: el nuevo Estado de las Autonomías, con el reparto territorial de poder político entre el gobierno y la administración central y las nuevas instituciones politicas autonómicas.

Sin embargo, ese contrato comenzó a resquebrajarse ya en los años noventa. La semilla fue la caída de los salarios y el retorno de la desigualdad, tanto social como territorial. El golpe definitivo lo dio la política de austeridad. Atacó los pilares básicos de la educación, la sanidad, las pensiones y las prestaciones de desempleo. La explosión de malestar social que provocó vino acompañada de la quiebra del sistema político tradicional, del independentismo catalán y de la aparición de nuevas izquierdas alternativas, reticentes con la economía de mercado.

España es hoy un país sin contrato social ni territorial. Necesitamos reconstruirlo. En mi libro El final del desconcierto: Un nuevo contrato social para que España funcione analizo las causas que actuaron como disolvente de ese pegamento y propongo cinco tareas para restaurarlo. A grandes rasgos, son las siguientes:

Primera. Una mejor gestión macroeconómica para estabilizar la economía y acabar con el recurrente ciclo maníaco-depresivo, con fases de fuerte expansión y creación de empleo seguidas por otras de intensa caída y destrucción. Los más perjudicados por este comportamiento bipolar son los más débiles. Dado que los instrumentos de estabilización han sido transferidos a las autoridades monetarias y fiscales europeas esa es su responsabilidad. Su gestión durante la larga recesión de 2010-2014 fue manifiestamente mejorable.

Segunda. La defensa de la competencia como un vector fundamental de la nueva política social. La pobreza y la desigualdad no vienen solo de los bajos salarios sino de los precios superiores a los costes que pagan los hogares españoles por muchos de los servicios y bienes de consumo. Eso es otra forma de decir que tenemos un problema grave de eficiencia. Pero las nuevas izquierdas no saben ver el valor social de la competencia.

Tercero. Poner el foco en los factores olvidados del crecimiento, la productividad y el empleo. Las políticas están sesgadas hacia la desregulación y precarización del mercado de trabajo. Hay que equilibrarlas prestando atención al liliputismo empresarial, al modelo de empresa jerárquico y tradicional y al clima social.

Cuarto. Redistribuir y no fomentar de nuevo el endeudamiento. Eso es lo que provocó la crisis financiera y económica de 2008. Los principales perjudicados fueron los más débiles. Ahora sabemos que una sociedad más equitativa genera una economía más eficiente y estable.

Quinto. Democratizar la democracia para que las políticas respondan al bien común y puedan reducir la desigualdad y la pobreza. Y también escribir el manual de funcionamiento del estado de las autonomías, que de flexibilidad para responder al mayor apetito de autogobierno de algunas comunidades, sin que este implique privilegios en cuanto a la igualdad de todos los españoles en el acceso a los servicios públicos básicos.
Los países se enfrentan de vez en cuando al reto de reconsiderar decisiones pasadas y pensar el futuro. Son momentos en que se ponen a prueba. Como en 1977, España se enfrenta al reto de construir un nuevo contrato social que permita volver a reconciliar economía de mercado, progreso social y democracia plural.
..........................
Desigualdad dañina
La precariedad y el estancamiento salarial comprometen el crecimiento


La crisis catalana, con toda su importancia, no debería hacernos olvidar uno de los principales problemas que preocupa a los españoles. El aumento de la desigualdad, con su secuela evidente de aumento del riesgo de pobreza, no solo es un factor que amenaza el crecimiento económico. La combinación de precariedad laboral y bajos salarios afecta a los jóvenes, a las familias y hace peligrar en riesgo las pensiones. Daña, en definitiva, el tejido social y genera desafección política.

Las mediciones de la desigualdad —agravada por la crisis de 2007 y por las políticas económicas de trazo grueso (recortes salariales, restricciones presupuestarias, eliminación de derechos laborales) aplicadas en España desde 2012— son indirectas, pero según los informes de los organismos internacionales muestran que en España es más elevada que en Europa. La precariedad de las rentas y la inestabilidad laboral, principales causas de la desigualdad, afectan sobre todo a los jóvenes, pero también a los jubilados (caída del poder adquisitivo de las pensiones) y a las rentas medias.

Un problema grave que se deriva de la desigualdad (y del riesgo de pobreza; en España está cinco puntos porcentuales por encima de la media europea) es que provoca malestar social, uno de los factores más tóxicos para la estabilidad política. Por añadidura, no es una base recomendable para garantizar un crecimiento estable a medio y largo plazo. El sistema económico puede absorber sus efectos a corto plazo siempre y cuando existan expectativas de mejora: corrección de las contrataciones precarias, aumento progresivo de los salarios para acompasarlos al ritmo de reactivación económica y rentas de jubilación que no pierdan poder adquisitivo. Pero si no existen expectativas de cambio, el consumo empezará a resentirse, empezando por el que atañe a los bienes duraderos, y la demanda interna puede empezar a acusar sus efectos a partir de 2018.

A pesar de las reiteradas advertencias desde muchos organismos internacionales, en el Gobierno —limitado por operar en minoría y por la crisis de Cataluña— no se acaba de asimilar (es decir, entender y actuar en consecuencia) que las condiciones externas favorables van a desaparecer en el plazo aproximado de un año. Los tipos de interés del euro no se van a mantener siempre en los niveles actuales y el precio del crudo tenderá a subir más que a mantenerse.

Por lo tanto, es necesario —y cuando pasen algunos meses será también urgente— planificar dos políticas fundamentales: la de rentas y la fiscal. Hay que acabar con el estancamiento de los salarios, porque arruina la productividad, y es posible modificar los aspectos más perjudiciales de la reforma laboral. De hecho, el Ministerio de Empleo quiere poner en escena tímidas reformas de la contratación. Ni en términos económicos ni de autoestima social es aceptable mantener tasas de empleo juvenil en torno al 40%. Al mismo tiempo, tiene que aumentar la capacidad de recaudación del Estado, para que pueda sostener la red de protección social en mejores condiciones que en la actualidad.
Por mucho que recorramos el mundo detrás de la belleza, nunca la encontraremos si no la llevamos con nosotros.
Louis Audobert



s1ruas.jpg

Comentarios

  • m60a3ttsm60a3tts MegaForero ✭✭✭
    Tenemos eso desde 1978.

    Lo que pasa es que desde la última crisis algunos lo han roto.

    Y sí, son los grupos "de siempre" y que se mueven por lo de siempre. La gente debería estudiar un poco de historia.
    ===========================================

    Debonaire imageHave Guns will travel image
  • WEPBCNWEPBCN MegaForero ✭✭✭
    No, las cosas estan peor desde que entramos a la CE. No digo que sean 100% responsables, pero se de gente que tienen el mismo salario desde hace 20 años y gracias.
    luc-cs0753.jpg

    todos tienen sus propios objetivos, y quieren hacer cosas a su manera porque tienen una razón para ello
  • ZapaZapa Forero Master ✭✭✭
    Yo tengo el mismo desde hace diez.
  • dormilondormilon MegaForero ✭✭✭
    ¿Un resumen plis?
    Y un detalle... deberíais viajar un poquito más... o fijaros cuando lo hagais... Si fuéramos capaces de eliminar la corrupción y el paro... esto sería mejor el mejor sitio para vivir...
    gif-divertido-19.gif
  • electro 2.0electro 2.0 Forero Master ✭✭✭✭
    el resumen corto sería: los españoles no tenemos remedio, el largo:ni se vislumbra a corto plazo mejoria
    si no hubiera tanta corrupción y paro podíamos viajar más, el problema es que no da para tanto chorizo y **** que hay en este país
    images?q=tbn:ANd9GcSwLX8fX-f5onaCNkUzJv6R2tvJ8GVsVcxALTcIdty5CAS3-KbtUA
  • hollerosholleros MegaForero ✭✭✭
    La cosa no tiene remedio mientras haya diez millones de (hdlgp?) votantes para el partido mas corrupto del continente. image
    Nunca discutas con un idi0ta, te rebajará a su nivel y te ganará por su experiencia.

    http://www.zzr.es/
    h2ufstorv7i9.gif
    http://www.zzr.es/
  • fedenakedfedenaked Forero Senior ✭✭✭
    Hijo de **** los mamarachos de .......
    Ves a ****
    ps69o0xorqec.jpg

  • electro 2.0electro 2.0 Forero Master ✭✭✭✭
    holleros escribió : »
    La cosa no tiene remedio mientras haya diez millones de (hdlgp?) votantes para el partido mas corrupto del continente. image

    no, el problema no son los votantes del pp, el problema es el odio enfermizo que destilais unos y otros,los chorizos de un lado y los que cabrones del otro, siempre el enemigo, ni dios se salva aquí, como decía el poeta.... no me levanto ni me acuesto día, que malvado cien veces no haya sido.
    images?q=tbn:ANd9GcSwLX8fX-f5onaCNkUzJv6R2tvJ8GVsVcxALTcIdty5CAS3-KbtUA
  • dormilondormilon MegaForero ✭✭✭
    holleros escribió : »
    La cosa no tiene remedio mientras haya diez millones de (hdlgp?) votantes para el partido mas corrupto del continente. image

    No hay tantos votantes... hdlgp hay muuuuchos...
    gif-divertido-19.gif
  • MarieMarie MegaForero ✭✭✭
    Zapa escribió : »
    Yo tengo el mismo desde hace diez.

    Por mi lado, 12 años con el mismo sueldo...y se supone que deberia dar las gracias... pero lo que me preocupa realmente, no es mi sueldo ni mi futuro (aunque, un poco si...) lo que me preocupa es el futuro de nuestros hijos y todos los jovenes que se encuentran con trabajos de "****" en muchos casos, con sueldos que no les da ni para poder alquilar un pisito y tener una vida minimamente decente.... Veo muchos jovenes que trabajan todo el mes para no llegar al final de mes, o mas bien, ni a la mitad del mes.....Mal vamos como sigamos asi....
    Vendo mi CB 400 SF
    d8xgzqunk263.jpeg


Deja un comentario

NegritaCursivaTacharOrdered listLista sin ordenar
Emoticonos
Imagen
Alinear a la izquierdaCentrarAlinear a la derechaEnciende/apaga vista HTMLActivar/desactivar la página enteraEncender/apagar las luces
Sube imagen o archivo