Inicio Competición
¡Hola a [email protected]!

[email protected] al nuevo foro de motos.net. ¡Esperamos que os guste! :)

Si tenéis algún problema o sugerencia podéis comentarlo en este post

El muro crece en el box del Fiat Yamaha.

yam r6yam r6 Forero Master ✭✭✭✭
Rossi-Lorenzo:

El muro crece en el box del equipo Fiat Yamaha. Valentino y Jorge ya no compartirán los datos de la telemetría


foto_417015_CAS.jpg Lorenzo y Rossi se dan la mano ayer en Sepang, una pura formalidad en medio de una encendida rivalidad
MÁS INFORMACIÓN

Sergi Mejías <!--BARCELONA
-->
<!--p id="texto" class="normal">Ni el invierno ni el paso de los meses ha enfriado el caldeado ambiente del box Fiat Yamaha. La temperatura sigue igual de alta que cuando finalizó el pasado Mundial. Peor. La temporada apenas acaba de dar sus primeros pasos en los entrenamientos de Sepang y ya saltan chispas. Y no por la relación aparente entre Valentino Rossi y Jorge Lorenzo, que parece más cordial que nunca. El conato de incendio nace desde el seno del propio equipo, de una decisión tomada con el beneplácito de un piloto y la sorpresa del otro, por lo que se puede deducir de sus declaraciones. La cuestión es que este año los pilotos no podrán compartir la telemetría durante los fines de semana de gran premio. Si la temporada pasada se podía ver a un técnico cruzando el muro e ir a realizar una consulta sobre la adquisición de datos al otro lado del box, este año esta prohibido. El muro en el garaje del equipo Fiat Yamaha ha tomado unas dimensiones desproporcionadas.

“En 2010 tendremos pequeños cambios comparado con 2009. Considerando que ambos pilotos son rivales en la lucha por el Campeonato del Mundo, hemos decidido respetar esta rivalidad internamente y respetar su propia forma de afrontar la carrera de manera que durante el fin de semana no se intercambiarán información entre ellos. Los dos equipos serán mucho más independientes”, explicaba Davide Brivio, responsable de equipo.

Brivio aclaró que “los ingenieros de Yamaha, una vez en la fábrica, podrán comparar los datos y la información pero dentro del box no. Los equipos podrán trabajar así de una manera más independiente desde el punto de vista técnico”. A priori, parece que esta decisión beneficia a Valentino Rossi, ya no sólo por su capacidad de puesta a punto de la moto si no por su experiencia. Pero el año pasado se pudo ver que en más de una ocasión los datos iban en dirección contraria, es decir, era el telemétrico del italiano quien pedía datos de Jorge a Ramón Forcada. “Creo que Jorge ha demostrado una buena capacidad para poner la moto a punto y tras dos años en MotoGP todo el mundo en el equipo está de acuerdo que puede seguir su propio camino”, declaraba ayer Rossi, y añadió que “también Jorge quiere trabajar más en el desarrollo de la moto y creo que está bien que haga su trabajo solo. Al final no cambiará mucho porque las observaciones que hacemos Jorge y yo son muy similares. Así que no es un gran cambio”.

El punto de vista de Jorge Lorenzo debe ser diferente. Y no por la necesidad de información del otro lado del box, si no por la maniobra realizada por el equipo y que parece tener a Rossi como instigador. ¿Una nueva treta del nueve veces campeón del mundo para desestabilizar a su compañero de equipo? Eso parece por la respuesta de Jorge: “No tengo ningún comentario al respecto”.

Con esta decisión, al Fiat Yamaha sólo le queda como equipo el nombre ya que el box está dividido físicamente, cada piloto tiene a su propio equipo de ingenieros y ahora ya ni podrán compartir la telemetría. La temporada pasada empezó tranquila, como las aguas de un estanque, pero conforme avanzó el año se fueron removiendo hasta convertirse en un descenso de rafting de nivel 5 con un constante cruce de declaraciones entre ambos pilotos. Así y todo, Lorenzo parece muy tranquilo. “Nuestra rivalidad no es personal, es un tema únicamente deportivo. Para mi es normal, los dos queremos ganar y estamos en el mismo equipo. El año pasado todo fue muy educado con los medios de comunicación, así que espero que siga igual”, comentaba ayer Jorge Lorenzo en la presentación del equipo Fiat Yamaha. Pues menos mal, porque el Mundial todavía no ha empezado y el box Fiat Yamaha está que arde. Y no por el calor de Sepang.</p>
ESTE FIN DE SEMANA CONSIGUE CON SPORT EL PIJAMA DEL BARÇA...
</p-->Ni el invierno ni el paso de los meses ha enfriado el caldeado ambiente del box Fiat Yamaha. La temperatura sigue igual de alta que cuando finalizó el pasado Mundial. Peor. La temporada apenas acaba de dar sus primeros pasos en los entrenamientos de Sepang y ya saltan chispas. Y no por la relación aparente entre Valentino Rossi y Jorge Lorenzo, que parece más cordial que nunca. El conato de incendio nace desde el seno del propio equipo, de una decisión tomada con el beneplácito de un piloto y la sorpresa del otro, por lo que se puede deducir de sus declaraciones. La cuestión es que este año los pilotos no podrán compartir la telemetría durante los fines de semana de gran premio. Si la temporada pasada se podía ver a un técnico cruzando el muro e ir a realizar una consulta sobre la adquisición de datos al otro lado del box, este año esta prohibido. El muro en el garaje del equipo Fiat Yamaha ha tomado unas dimensiones desproporcionadas.

“En 2010 tendremos pequeños cambios comparado con 2009. Considerando que ambos pilotos son rivales en la lucha por el Campeonato del Mundo, hemos decidido respetar esta rivalidad internamente y respetar su propia forma de afrontar la carrera de manera que durante el fin de semana no se intercambiarán información entre ellos. Los dos equipos serán mucho más independientes”, explicaba Davide Brivio, responsable de equipo.

Brivio aclaró que “los ingenieros de Yamaha, una vez en la fábrica, podrán comparar los datos y la información pero dentro del box no. Los equipos podrán trabajar así de una manera más independiente desde el punto de vista técnico”. A priori, parece que esta decisión beneficia a Valentino Rossi, ya no sólo por su capacidad de puesta a punto de la moto si no por su experiencia. Pero el año pasado se pudo ver que en más de una ocasión los datos iban en dirección contraria, es decir, era el telemétrico del italiano quien pedía datos de Jorge a Ramón Forcada. “Creo que Jorge ha demostrado una buena capacidad para poner la moto a punto y tras dos años en MotoGP todo el mundo en el equipo está de acuerdo que puede seguir su propio camino”, declaraba ayer Rossi, y añadió que “también Jorge quiere trabajar más en el desarrollo de la moto y creo que está bien que haga su trabajo solo. Al final no cambiará mucho porque las observaciones que hacemos Jorge y yo son muy similares. Así que no es un gran cambio”.

El punto de vista de Jorge Lorenzo debe ser diferente. Y no por la necesidad de información del otro lado del box, si no por la maniobra realizada por el equipo y que parece tener a Rossi como instigador. ¿Una nueva treta del nueve veces campeón del mundo para desestabilizar a su compañero de equipo? Eso parece por la respuesta de Jorge: “No tengo ningún comentario al respecto”.

Con esta decisión, al Fiat Yamaha sólo le queda como equipo el nombre ya que el box está dividido físicamente, cada piloto tiene a su propio equipo de ingenieros y ahora ya ni podrán compartir la telemetría. La temporada pasada empezó tranquila, como las aguas de un estanque, pero conforme avanzó el año se fueron removiendo hasta convertirse en un descenso de rafting de nivel 5 con un constante cruce de declaraciones entre ambos pilotos. Así y todo, Lorenzo parece muy tranquilo. “Nuestra rivalidad no es personal, es un tema únicamente deportivo. Para mi es normal, los dos queremos ganar y estamos en el mismo equipo. El año pasado todo fue muy educado con los medios de comunicación, así que espero que siga igual”, comentaba ayer Jorge Lorenzo en la presentación del equipo Fiat Yamaha. Pues menos mal, porque el Mundial todavía no ha empezado y el box Fiat Yamaha está que arde. Y no por el calor de Sepang.


Rossi fue el más rápido en el debut

El piloto italiano empezó la pretemporada marcando territorio tras lograr el mejor tiempo de la primera jornada de test. Valentino rodó en 2.01.411, un registro que se queda a casi un segundo de su pole position lograda el año pasado en el mismo trazado de Sepang. Jorge Lorenzo se rodó a 0.745 milésimas de Rossi tras completar un total de 52 vueltas mientras que Dani Pedrosa marcó un 2.02.866. Barberá cerró el top ten con un 2.03.030 justo por delante de Espargaró y a 528 milésimas de Bautista.
"En el deporte como en la vida, NO hay límites si crees en tí mismo"
rossiyamahahistory.jpg

10090422.jpgdsc4833jpg3lj1.jpgdsc07098x.jpg36830107.jpg

Quereis saber como se hace una R1 de papel??? pinchar en...https://debates.motos.coches.net/showthread.php?p=6523409&posted=1#post6523409
«1345678

Comentarios

Deja un comentario

NegritaCursivaTacharOrdered listLista sin ordenar
Emoticonos
Imagen
Alinear a la izquierdaCentrarAlinear a la derechaEnciende/apaga vista HTMLActivar/desactivar la página enteraEncender/apagar las luces
Sube imagen o archivo